Luca

Luca es un Bárbaro del reino de Syrtis, en el mágico mundo virtual del juego Regnum On Line, de la empresa argentina NGD Studios.

Luca odia su rojo pelo, y este es el relato de sus aventuras en clave de humor.

(habilité los comentarios anónimos, así que escriban sin miedo... )

Capítulo XXV - Una nueva era

El silencio vuelve a reinar en la desolada planicie, al apagarse los últimos ecos de la profunda voz del dragón, que termina su triste canto. El bárbaro vuelve su rostro al suelo, intentando ocultar la insólita emoción que lo embarga, que se deja traslucir en un inusual brillo en los enrojecidos ojos, actitud más propia de un sensible elfo que de un rudo guerrero alturian.

De pronto, una pequeña flecha interrumpe el mágico momento, rebotando inútil contra la gruesa piel de Vesper, que sorpresivamente emite un sordo gruñido, y con un violento estertor, se desploma inerme en el piso, abierta la feroz boca, fijos en el cielo los enormes ojos.

El inxeperto arquero, artífice del golpe, se acerca dando gritos de alegría.

- Lo maté ! Lo maté ! - se regocija, aproximandose imprudentemente a la gigantesca bestia caída.

Fergilmour sonríe sarcástico, y le comenta a media voz al pelirrojo - que bicho hijo de puta, ésta la hace siempre...

Cuando el jovenzuelo llega junto al dragón, este se incorpora de un salto, y lo engulle de un solo bocado. Tras masticar un poco, escupe un estropeado gorro de piel.

- Puaj, pelos de oso - dice, chasqueando la lengua. - no me los saco más de los dientes che.

Luego se vuelve hacia el bárbaro, y mirándolo fijamente, le urge.

- Colorado - Luca reprime su habitual respuesta automática ante tal epíteto, considerando que amenazar al dragón con dejarle de tal tonalidad alguna privada parte de su anatomía, no sería tal vez una buena opción; decide en cambio escuchar atentamente las apresuradas palabras de la bestia.

- Vos que podés salir de acá me tenés que hacer un favor.- le pide - Llevarle un mensaje a mi dragoncita.

- Pero... - duda el bárbaro - pero.. ¿No está adentro de Alsius ? ¿Cómo voy a hacer para entrar allá ?

El dragón sonríe misteriosamente. Luego acerca su poderosa cabeza, y en voz muy baja, comienza a hablar, llevando una vez más al bárbaro al límite de la capacidad de sorpresa.

- Se viene una nueva Aqh-Tuah... la mas grosa hasta ahora... se vienen... las invasiones...

Invasiones. Luca se estremece ante la idea. El rumor de las invasiones corría hace largo tiempo en el reino, pero hasta ahora, nunca había tenido ninguna certeza de que las mismas pudieran, al fin, hacerse realidad. Escuchar de la gran bestia, que tenía evidentemente contacto con los Adh-Mins, y quien sabe quizás hasta con el mismísmo Nuestro Gran Desarrollador, la confirmación de tal novedad, sume al guerrero en las más agobiante de las incertidumbres. La grave voz de Vesper continúa hablando acerca de fuertes y castillos, de gemas y murallas, de nuevos y poderosos guardias, de místicos portales y algo nunca visto, la magnanita. Termina la explicación con indicaciones para, una vez penetrado el reino de hielo, llegar hasta la morada de su amada.

- Bueno... - responde vacilante - ¿pero, que le digo ? o sea ... si llego... si puedo...

El dragón murmura en el oído del bárbaro su secreto mensaje de amor, logrando ruborizar una vez más al estólido luchador.

- ¿Te parece ? - duda el pelirrojo.

- Seee - guiña el ojo el dragón.

Pero el breve respiro logrado con la desaparición del inoportuno arquero, no ha detenido la odiosa marea que inexorable se acerca. A lo lejos, el coro de voces se va volvíendo cada vez más nitido y próximo, convocando a la codiciosa masa a ultimar al dragón para arrancarle sus ansiadas pertenencias y llegado el caso, hasta partes mismas de su cuerpo.

- ¿Para que mierda quieren las escamas, me podes decir ? - se queja el inmenso animal en medio de un suspiro.

- Bueno - dice Luca - yo voy arrancando - mientras extrae la pequeña bolsa de cuero donde de algún mágico modo se albergaba el caballo. Más para su pesar, la halla completamente vacía.

- Fá. - se lamenta el guerrero, al caer en cuenta de que ya expiró el tiempo de utilidad del alquilado corcel. - ahora me tengo que volver a gamba hasta allá, que embole.

- No te preocupes - interviene Vesper - yo te doy una manito - dice al tiempo que levanta una de sus gigantescas garras.

El pelirrojo, sólo tiene tiempo para un último pensamiento al comprender las intenciones del dragón para acelerar su retorno a la Zona de Guerra.

- La puta madre ! - se dice, y luego todo es oscuridad.

Desde las tinieblas , Luca piensa.

- Muerto.
Otra vez estoy muerto.
Muerto, no puedes hablar estando muerto.
Muerto, muerto...

Y comienza a cantar...

Muerto ! ( Canción )


7 comentarios:

Anónimo dijo...

Genial Luca, me arrancó buenas risas este capitulo!!! Muchas Gracias!

Necroferos: Vash la Estampida

Anónimo dijo...

Buenisimo luca! Y ese final.... jeje

Joaco

Anónimo dijo...

jejejej, buenísimo Luca. No puedo esperar para escuchar la canción del muerto (?)(es d eso el nuevo tema, no? XD). Un saludo desde capital, suerte,

rockerodelbajo - Andhor Mataosos, nordo caballero

Maldito Lobo dijo...

Pobre colorodo!!!!! MIrá que volver así de rápido a zg jajajajaja

Buenisima Luca, me alegra ver un nuevo relato.

Te dejo un abrazo.

Diego - Lobo

Maldito Lobo dijo...

colorAdo... grrr. error de tipeo >_<

Moff dijo...

"Muerto... Muerto... No podés hablar estando muerto..."

Cada vez mejor!!!

Je, parece que se viene otra canción. De seguro va a ser tan buena o mejor que las demás :P

Moff dijo...

Pregunta tonta: ¿En vez de terminar con el ahora típico "la puta madre" va a terminar con el "y comienza a cantar"? jeje.

Dije que era tonta