Luca

Luca es un Bárbaro del reino de Syrtis, en el mágico mundo virtual del juego Regnum On Line, de la empresa argentina NGD Studios.

Luca odia su rojo pelo, y este es el relato de sus aventuras en clave de humor.

(habilité los comentarios anónimos, así que escriban sin miedo... )

Capítulo XVII: La Gradh - Uha

Luca contempla atónito el brillante fragmento del tan preciado material, que lentamente comienza a derretirse en el cálido mediodía Syrtense, formando un incipìente charco sobre la superficie del tosco baúl. Comprende súbitamente el motivo de la incomodidad del enano, provocada, ahora lo sabe, por las bajas temperaturas y humedad que le estarían causando en tal íntimo escondite. Una amarga duda lo asalta y con precaución, acerca su roja cabeza al helado cristal, y en un gesto de valor indómito, lo huele. Afortunadamente, la gruesa envoltura de cuero, ha mantenido a salvo el valioso producto durante su travesía en tal hostil ambiente.

El bárbaro recuerda con disgusto pasadas experiencias, cuando había comenzado a escasear el hielo, y trataron de utilizar la magia para generarlo. Lamentablemente, el báculo no estaba lo suficientemente limpio, y pasaron toda la noche escupiendo insectos y espinas de hiedra que continuamente aparecían en los vasos, sumado al horrendo sabor, que de algun modo, había impregnado la bebida con vestigios de los más oscuros conjuros lanzados anteriormente por el brujo.

- Nunca más - pensó para sus adentros.

El comerciante, mientras tanto, negociaba en voz baja con el alsirio, quien tras unas cuantas negativas, parecía al fin acceder al realizar el intercambio. Cruzaron unas palabras más en el extraño idioma enemigo, y luego el barbudo guerrero, con una sonrisa se acercó al pelirrojo, y le hizo una reverencia, dispuesto a marcharse.

Luca, recordó el tono burlón con el cual se había referido a su demorada ceremonia de Gradh - Uha, y subitamente, obedeciendo un repentino impulso, le habló al viejo.

- Oiga, jefe... un favorcito.... - el viejo lo miro sorpendido - digale acá al petiso... que hoy mismo a la noche, a la medianoche, me voy a graduar... como sea...

El viejo, encogió los hombros y le tradujo al enemigo las bravas palabras del pelirrojo bárbaro. Un brillo cruzó los ojos del enano, tras las pobladas e hirsutas cejas, y le preguntó algo al comerciante.

- Dice que donde...

Luca, quedó pensativo por un momento. Quizás había lanzado demasiado presurosamente el anuncio, sin detenerse a pensar las consecuencias.

- Boquié - pensó

- A ver... a ver... - la limitada inteligencia del bárbaro, buscaba en sus recuerdos, el lugar ideal para graduarse. El recuerdo de las increibles experiencias de la masiva fiesta aniversario, vino a su mente como un rayo.

- En el pozo - su voz sonó un poco débil, pero luego, inflando el pecho, repitió con valor. - En el pozo, hoy, jueves, a la medianoche.

El viejo, una vez más, trasladó las palabras al alsirio, quien asinitió con la cabeza, saludo una vez más, y desapareció rápidamente por la luminosa abertura que daba al exterior.

De pronto el bárbaro recordó la urgencia de su misión, y pensó con angustia en la posibilidad de quedarse sin asado, y aun peor, sin vino.

- Bueno jefe, la voy haciendo, que me van a dejar sin nada.... me dice que le debo ?

- A ver pibe, pará que llegó la lista de precios nueva... mmm serían... - el viejo miro el hielo, como calculando para sus adentros - y dame 20.000 .

- 20 K !!!! por un poco de hielo !!!

El bárbaro lanza al cielo, un desgarrador lamento que llega desde lo más profundo de su dolido espíritu...

- La puta madre !!!

Capítulo XVIII : Silencio