Luca

Luca es un Bárbaro del reino de Syrtis, en el mágico mundo virtual del juego Regnum On Line, de la empresa argentina NGD Studios.

Luca odia su rojo pelo, y este es el relato de sus aventuras en clave de humor.

(habilité los comentarios anónimos, así que escriban sin miedo... )

Capítulo XVIII : Silencio

Aún antes de terminar de depertar, Luca presiente que algo anda mal.

No es sólo la poderosa resaca, natural producto de la noche de parranda tras la accidentada graduación.
No son sólo los multiples dolores que aún perduran en su vapuleado cuerpo, tras la brutal golpiza en el Pozo donde imprudentemente convocara al acérrimo clan enemigo, a la ritual ceremonia que marca el final de la tediosa etapa de leveo.
No es tampoco, el rancio olor a sudor y alchohol que emana baja la reluciente, pero poco ventilada armadura, recalentada por los rayos del sol de la ya avanzada mañana, lo que perturba la roja cabeza del guerrero.

Aturdido todavía, el bárbaro se incorpora trabajosamente, contemplando pensativo los desiertos alrededores.
De pronto, la respuesta a esa inasible sensación de extrañeza que lo acosa, penetra el áspero bllindaje de su entendimiento, comprendiendo bruscamente, la razón de su desconcierto.

El silencio.

No se escucha siquiera una voz, de las innumerables que pueblan con sus variados tonos, el aire del verde reino. Luca contiene la respiración por un instante. Percibe claramente, para su sorpresa, el canto de los pájaros en un cercano grupo de árboles. Se quita el pesado guante de león, y hurga con una quizás no demasiado higiénica y tosca uña, dentro de su oído izquierdo, removiendo algo de espeso barro rojo.

- Samal - piensa.

Repite el procedimiento con la oreja derecha, y luego vuelve a escuchar, paseando la mirada por el paisaje, que reconoce como los alrededores del Puente Blanco. Camina hacia el río, y escucha el suave murmullo del agua corriendo, y la brisa que suspira entre los altos pastos.

Luca saluda a su reino.

Más, por primera vez, desde que tenga memoria, nadie le contesta.

En ese momento, un brillo a su lado, llama la atención. Ve con angustia, que un nutrido grupo de ingitas ha cruzado el puente, y corren enardecidos en su dirección.

Mientras saca su lanza, da un grito de alarma.

- BOCHA DE IGNIS EN PB

Silencio.

- TOMATEEESS !!!

Nada. Solo el estrépito de las pesadas botas de los enemigos que se acercan en salvaje acometida.

Luca calcula las distancias, y comprende que es inútil tratar de escapar. Los arqueros ya lo tienen a rango, y la presencia de varios bárbaros, les aseguran embestidas suficientes para atraparlo sin problemas. Luca se desquicia, pensando al menos en tirar un área antes de caer.

- TOMATES EN PB !!! - grita, aún sabiendo que es en vano.

La primer flecha lo golpea en medio del pecho, dejandolo sin aire. Los guerreros enemigos se abalanzan sobre el blandiendo sus armas. Con un último esfuerzo, el pelirrojo gira su lanza describiendo un amplio círculo, preparándose para lanzar un último Golpe Relámpago, mientras con enronquecida voz, aúlla un último y atroz pensamiento.

- LA PUTA MADREEEE !!!!

Capítulo XIX - Silencio II