Luca

Luca es un Bárbaro del reino de Syrtis, en el mágico mundo virtual del juego Regnum On Line, de la empresa argentina NGD Studios.

Luca odia su rojo pelo, y este es el relato de sus aventuras en clave de humor.

(habilité los comentarios anónimos, así que escriban sin miedo... )

Capítulo XXI - Me voy a hacer Caba!

La noche cubre, oscuro manto, la dormida ciudad de Raeraria, la más próxima a la imponente muralla que separa al Reino Interior, de la incierta y peligrosa Zona de Guerra. Vacías están las calles, y desierta la plaza central; solo el ocasional movimiento de uno de los guardias, interrumpe cada tanto la fresca quietud nocturna.

Más no todo es silencio, ya que en un primer piso, tras la pesada puerta de oscura madera, un suave murmullo, de voces y música, se filtra como un susurro que invita al ocasional transeúnte a descubrir la misteriosa fuente de tan inquietante llamado.

En el cálido interior, iluminado por unas tenues antorchas, una diversa concurrencia se acomoda en las largas mesas, compartiendo abundantes bebidas en medio de altisonantes y amistosas charlas, en cuyas trabajosas pronunciaciones y frecuentes interrupciones en medio de estruendosas carcajadas, se deje adivinar sin equívoco, la generosa ingesta de alcohol que se lleva a cabo en el establecimiento, el cual no es otro que el Emporio de las Bailarinas, lugar de dudosa reputación, más tolerado como un indispensable esparcimiento para los guerereros en busca de distracción, tras las arduas jornadas de lucha y cacería.

Al extremo de la mesa, abarrotada de jarras de cerveza, Luca, visiblemente exaltado, comenta con sus compañeros de clan las recientes experiencias con el estilista, y las propuestas de cambio de apariencia que el mismo le había recomendado.

- Y me dice el hijo de puta "bueno, si no tenes xime, algo se nos puede ocurrir..." !!

Otra estrepitosa cadena de carcajadas sacude el colmado recinto.

-¿ Sabés que pasa? -  dice El Moly -  El rojo llama mucho la atención...  en la montonera te apuntan siempre...

- ¿Y por que no te pones el casco, pete ? - pregunta Tuor, mesandose su roja barba en punta. - Yo voy con gorro, y no pasa nada...

El bárbaro vacía una vez mas la ancha jarra, y tras limpiarse con el dorso de la mano, responde.

- Me cago de calor, no puedo. Se me va la transpiración a los ojos y no veo una mierda. La otra vez le metí una Cruz del Sur a un guardia...  a uno de los nuestros. No sabés como me puteó...

- Esos si que están salvados, eh... laburan seis horas, tienen obra social.. no gastan en reparaciones...

- Deja de joder, che, sabés que embole estar ahi clavado todo el día...

En medio del tumulto, el pelirrojo guerrero, contempla perdidamente el vacío. Su de por sí poco brillante inteligencia, totalmente enardecida por la profusa cantidad de bebida asimilada, divaga por extraños senderos de pensamiento. De pronto, como una iluminación interior que, gestandose de a poco, da fruto al fin, surge en su mente una extraña idea. Poniendose de pie, el bárbaro exclama.

- ¡Me voy a hacer caba !

Todos los miran sorprendidos, en medio de sonrisas, ante tan vehemente, como imprevista afirmación.

- Me cansé de morir tanto... bufearme y bufearme para meter un área, para que un puto aturdidor me pinte la cara...- Luca declama, gesticulando ampliamente con la jarra en la mano, lo cual redunda en una suave llovizna sobre su atónito público.

- Me voy a hacer caba - repite, y sonrie mientras vuelve a llenar su jarra.

Richox menea tristemente la cabeza.

- No le da... no le da che...

Sir Ricotero, emite una ironica risita, e interpela al bárbaro.

- ¿Así que te vas a hacer caba ?
- Se. Caba mismo. - El bárbaro cruza sus fornidos brazos, en una infantil postura de capricho.

- No te podes hacer caba.
- Si que puedo.
- Juajua
- Tas remamado - las risas sacuden una vez más el aire viciado del local.

Archie, experimentado arquero de los Centinelas Nocturnos, interviene con su calma manera de hablar.

- Vamos, dejenlo , si se quere hacer caba, ... que se haga ¿Cierto ?... - Y le guiña un ojo al Moly, que entiende rápidamente la intención de seguirle la corriente al desquiciado pelirrojo.

- Seguro Luquita... como no te vas a hacer caba. - se pone de pie, y se dirige al fondo de la habitacíón, donde se apilan unos barriles de cerveza vacíos. Saca su espada, y con un rápido movimiento, desprende la circular tapa de madera, que le alcanza a Luca. - Mirá, listo el escudo.

- Falta la espada - balbucea el bárbaro. - Algo chiquito, de una mano - mira alrededor, vacilante, hasta que finalmente, sus turbios ojos se posan en una pequeña mesa acomodada en el rincón más oscuro del lugar, donde una delgada figura bebe en silencio, oculta casi en la penumbra.

Luca avanza tambaleante, chocando a su paso contra  los igualmente ebrios concurrentes que llenan el lugar, mientras murmura.

- Emporio de las bailarinas... bailarinas las pelotas, es un mar de bolas esto... - Llega al fin a la mesa, Allí sentado, encorvado a medias sobre una jarra baja y ancha, bebe en silencio un Goblin.

Es la fiel mascota de Sir Ricotero, de quien por consideración al ocasional lector pudoroso, no trancribiré aquí el nombre, pero alude, a cierta sorprendente desporporción anatómica oculta que ostentaba el torvo personaje.

Cubierto el magro pero musculoso cuerpo de oscuros y misteriosos tautajes, fiera la mirada de los pequeños ojos a ambos lados de la prominente nariz, era famoso por su agrio caracter y su rápida predisposición a la innecesaria violencia.

- Dicen que estuvo preso -  cuenta Sir Ricotero - No sé... a mi no me importa, se la re aguanta el enano. Mirá que tuve mascotas, eh.. pero que se yo. Los Orcos, pegan, viste... pero son muy boludos, muy boludos. Y los Yetis... ¿Sabés cómo morfan esos bichos ? ¿Y cómo cagan ? .. Dejate de joder... en cambio este, tiene códigos viste, es del palo... un mate y una ginebrita, y el tipo sale a pista. Lo único, por las dudas, correle siempre atrás - terminaba el monólogo con unas misteriosa e inquietante guiñada de ojo.

El grupo contiene la respiración ante el inminente encuentro, expectantes ante la reacción del pequeño pero fiero ser, que contempla al bárbaro mientras le habla.

- Enano, querido - Luca apoya una mano en el delgado hombro - Venga un abrazo - aferra al Goblin en un efusivo abrazo.

Afortunadamente, la mascota, emite una gorgoteante risa, mientras palmea la acorazada espalda del pelirrojo, y pronuncia unas frases en su entrevesado idioma.

- ¿Qué dijo, qué dijo ?

Sir Ricotero traduce: - Colorado puto.

Una vez más las carcajadas retumban en el antro.

- Prestame la espadita, enano, que me voy a hacer caba - dice Luca, al tiempo que le muestra la tapa del barril de cerveza, que toscamente ha sujetado a su brazo con un repasador.

El goblin rie pesadamente, mientras golpea suavemente su frente con un puño cerrado, universal gesto para indicar la poca brillantez mental del requerimiento, sin embargo, toma de su cintura, la pequeña pero peligrosa hoja, y se la entrega al bárbaro.

En ese momento, un extraño rumor, comienza a elevarse, subiendo de volumen, hasta tapar el sonido de las conversaciones. La muchedumbre extrañada, sale al balcón que da a la plaza, en busca de la fuente de tal estrépito. Mayúscula es la sopresa de los presentes, al ver corriendo enfervorizados alrededor de la plaza, a una multitud de jinetes, que llenan la noche con el ruido de sus cascos y relinchos, como nunca antes se viera en la heroica ciudad.

- ¡¡¡Caballos !!! ¡Venden Caballos por 10k de oro !

Luca se aferra vacilante a la baranda que lo separa del vacío, en sus manos sostiene la tapa del barril de cerveza, y la minúscula espada. Y lo más extraño, un gorro de piel de oso. Le vienen a la memoria, sus tiempos en la isla de iniciación, cuando recién empezaba  descubir el vasto mundo, y era todo novedad y maravilla. Se calza el suave casco en la cabeza.

- Esto sí es un casco che - murmura, mientras intenta descender la esquiva escalera, que a los pocos pasos se aparta por completo de su marcha, precipitándolo al vacío. Antes de sumirse en la inconciencia, el bárbaro escucha su voz, como si de otro fuese, que proclama lastimeramente...

- La puta madre !

Capítulo XXII - Caballos

6 comentarios:

Tuor dijo...

SOS UNA BESTIA, jajajajaj
como me cague de risa
en especial lo de:

Quote:
"- La otra vez le metí una Cruz del Sur a un guardia... a uno de los nuestros. No sabés como me puteó...
- Esos si que están salvados, eh... laburan seis horas, tienen obra social.. no gastan en reparaciones...
- Deja de joder, che, sabés que embole estar ahi clavado todo el día..."

Quote:
"- Palacio de las bailarinas... bailarinas las pelotas, es un mar de bolas esto..."

Quote:
"- Mirá que tuve mascotas, eh.. pero que se yo. Los orcos, pegan, viste... pero son muy boludos, muy boludos. Y los yetis... sabes como morfan esos bichos ? y como cagan ? .. dejate de joder..."

Quote:
"- Enano, querido - Luca apoya una mano en el delgado hombro - venga un abrazo - aferra al Goblin en un efusivo abrazo.
- Que dijo, que dijo ?
Sir Ricotero traduce: - Colorado puto."

jajajaj, hdp xD

y wii, aparece el clan y aparezco yo y aparece EL PIJUDO!, la mejor mascota del juego xD

Roldier dijo...

Jejeje. Muy bueno Luca. Esto si que no me lo esperaba xD.


Se ve que la moda de Battle Angel Alita crea Furor (!!)

Gonzalo dijo...

che, porque si pudieron ponerle 'el pijudo' a una mascota a mi me sale el cartel que no puedo usar ese nombre cuando a mi mascota le quiero poner
el goltar garchador
?

favoritismo a sirtys!

D'Angelo 3D dijo...

Yo quise ponerle a una mascota "chucho" ( apodo de mi perro, que se llama Syrtis... ) y no me dejó...

Alexita dijo...

Jajjajajaja buenísimo... creo que voy a tener que leerme TODO Luca, felicidades =D

De paso, te he visto mas en guerra, será por las invasiones que has dejado de dormir cerquita del valle de Aravanna? xD

Cuidate mucho =D

Anónimo dijo...

Luca hace poco conosi esta pagina y me la estoy leyendo toda, me cago de risa con tus cuentos jajaja .
soy un brujo lvl 19 de Syrtis Gister me llamo :P hace mucho que no entro porque no me anda pero soii.juanbi@hotmail.com si podes agregame y charlamos :D