Luca

Luca es un Bárbaro del reino de Syrtis, en el mágico mundo virtual del juego Regnum On Line, de la empresa argentina NGD Studios.

Luca odia su rojo pelo, y este es el relato de sus aventuras en clave de humor.

(habilité los comentarios anónimos, así que escriban sin miedo... )

Capítulo Aniversario - Parte I - Tiempos Festivos

La primer sensación es el calor, y un sordo resplandor en sus párpados cerrados. Lentamente la conciencia vuelve a la atribulada mente del bárbaro, espesos los recuerdos comienzan a ordenarse, en hipnótica sucesión de brillantes imágenes, con el fondo de las nunca antes percibidas voces del los Ush - Ers. A su memoria vuelve la victoria en Stone, seguido de la frenética carrera hacia el Puente Blanco, el fugaz rejunte en el límite y la entusiasta arremetida hasta Samal. Aquí el hilo de la secuencia se interrumpe. Luca mastica arena en su seca boca. Samal.

Se incorpora de un salto, encandilado por las rojas arenas del desierto, en vano busca a tientas su lanza, bruscamente conciente del peligro. Cuando sus ojos empiezan a acostumbrarse al resplandor, surge frente su mirada, el árido paisaje del fuerte enemigo, y las oscuras figuras de los ignitas. En el frente un letal tirador tensado su arco al máximo, le guiña irónico un ojo.

Luca se materializa en el save.

No siente ya la extraña fatiga, que parece haber desparecido tan misteriosamente como había empezado, pero los extraños sucesos de la noche anterior, giran en extraña danza en la imaginación del bárbaro. Bailan. Como la gente que está bailando alrededor en el save central.

El bárbaro cierra sus ojos, mientras frota su áspera cabellera en círculos.

- No tomo más esa porquería che, estoy limando mal.

Vuelve abrir los ojos. La gente sigue bailando. Un súbito griterío interrumpe la colectiva danza.

- Acá hay uno !!! Acá hay uno

El guerrero desenfunda su hacha en veloz movimiento, lanza una embestida y sale en brusca carrera hacia el grupo de verdes que se ha formado alrededor, seguramente, de algún bravo combatiente de los rivales reinos. No puede distinguirlo entre las veloces siluetas de la rueda que se forma rápidamente, y sorprendido escucha los gritos de los presentes.

- No lo maten, no lo maten
- Un golpe cada uno
- Yo no le pegué, yo no le pegué
- Déjenme algo, déjenme algo
- sin skiiiiilllllsssss

El bárbaro se horroriza ante tal crueldad, de repartir cual botín al enemigo, ultimándolo a pequeños golpes, quien sabe para que sádico fin. Se asoma entre los atacantes, tratando de descubrir la identidad de tan codiciada presa. Cuando vé el Goblin con el bonete verde, no puede sino pensar para sus adentros.

- La puta madre.

La pequeña y horrible criatura se debate inútilmente en medio de la horda de ávidas y acechantes figuras que lo acosan por turno, hasta que finalmente cae vencida sobre la siempre verde hierba que rodea el save. El grupo se dispersa; parten algunos raudos, en urgente búsqueda; otros se agrupan alrededor del blanco pilar y retoman entre risas la alocada danza. El bárbaro los mira sin salir de su asombro, nunca había visto antes esta nueva manera de moverse. No era el tradicional baile practicado desde hace años, moviendose hacia adelante y hacia atras al mismo tiempo, sino una increible sucesion de contorsiones, volteretas y estremecimientos, que se sucedian en continuas variaciones. A su lado siente una voz

- Lucaaaaa !!!! Bailá boludo... que bueno !!! - Albus Camus, un arquero Centinela ondula y se retuerce frente al pelirrojo.
- ¿Pero como? - el guerrero contempla con recelo sus musculosos pero poco flexibles miembros, dudando seriamente de que puedan llevar a cabo tales acrobacias.
- Bailaaaaaaá - Lady Pipi, sabia conjuradora del clan, alienta al bárbaro a intentar la danza.

Luca respira profundamente, tratando de tranquilizarse. Demasiados sucesos nuevos sobrecargan la limitada capacidad intelectual del valeroso aventurero, incólume ante los desafios del clima o el terreno, impasible ante la amenaza de las feroces bestias del reino, imprudente frente al peligro de las hordas enemigas; pero poco avezado en las sutiles destrezas de la danza.

Para la mayor de sus sorpresas, el bárbaro ve como sus manos se alzan, en zigzagueante trayectoria, mientras las pesadas botas comienzan a moverse al compás. Luca sonríe, echa su roja cabeza hacía atrás, y lanza al límpido bóveda celeste su grito de alegría.

- Weeeeeboooo Suurrrrrtuuussss !!!!!

El pueblo del verde reino, por primera vez en la historia conocida, baila en cada rincón, mercaderes, guardias, pregoneros, se suman al colectivo festejo, y detienen por un momento el eterno clamor de las armas, reemplazado por las carcajadas y gritos de alegría. Entonces, alta y dorada, en el medio de la clara tarde, se hizo presente, majestuosa la divina palabra del supremo Nuestro Gran Desarrollador.

- FALTA UNA HORA !!!

El bárbaro contempla atónito las ardientes palabras en el cielo.
- ¿Una hora para qué ?



Capítulo Aniversario Parte II - La gran reunión


Posted by Picasa



1 comentario:

Juan Miguel dijo...

Como siempre muy weno Lucas, paso a firmarte tambien aca por que merece ;)